Síguenos

04 Nov 2014

Perú y Bolivia inician conversaciones para conectar sus redes de gasoductos

Perú y Bolivia inician conversaciones para conectar sus redes de gasoductos

Lima, 4 nov (EFE).- Perú y Bolivia tienen previsto iniciar hoy sus primeras conversaciones en vistas a conectar sus redes de gasoductos, afirmó el ministro peruano de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga.

En un encuentro con la Asociación de Prensa Extranjera de Perú (APEP), Mayorga explicó que una delegación boliviana se reunirá entre hoy y mañana con representantes de su ministerio, en lo que constituirá la primera toma de contacto de los dos Gobiernos para una posible integración futura de sus producciones de gas.

"Es una primera aproximación técnica, y esperamos continuar estas conversaciones más adelante", indicó Mayorga, quien agregó que se trata de un proyecto que no es inmediato pero donde hay disponibilidad por ambos países, que mantienen "un interés mutuo".

"A Bolivia le interesa acceder a mercados distintos a Brasil y Argentina vinculados con la costa del Pacífico, (...) y esto permitiría a Perú llegar hasta los mercados de la costa del océano Atlántico", explicó.

Mayorga aseguró que se trata de una "opción interesante", al comentar que el actual sistema de gasoductos de Bolivia llega hasta La Paz, "y de ahí hasta Puno (región peruana en la frontera con Bolivia), solo hay 300 kilómetros de distancia sobre el altiplano, sin muchos desniveles por la cordillera".

"Durante el consejo mundial de la energía celebrado en Cartagena, tuve un primer encuentro con el ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, donde consideramos que sería muy conveniente tener un entendimiento mejor de los sectores y proyectos de cada uno", indicó.

El ministro peruano de Energía y Minas también aseguró que su país trabaja en coordinación con Colombia, Ecuador y Chile con el objetivo de integrar sus redes eléctricas bajo el proyecto del Sistema de Interconexión Eléctrica Andina (Sinea), cuyos estudios fueron financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"El objetivo es tener una complementariedad y la posibilidad de pedir al vecino, en algún momento, que nos ayude" si escasea la producción, explicó el ministro.

Sin embargo, Mayorga aclaró que el proyecto se encuentra en una fase temprana de conversaciones sin un calendario aún establecido y que Perú no se plantea exportar electricidad a sus vecinos "hasta no estar seguro de que la demanda interna está plenamente satisfecha" y se cuenta con excedente suficiente para comercializar.