Síguenos

15 Sep 2020

La economía boliviana intenta salir del coma provocado por el coronavirus



La pandemia por el coronavirus tiene un gran impacto en la economía no solo en Bolivia sino a nivel mundial. En el caso del país no estamos creciendo económicamente sino todo lo contrario. Existe un decrecimiento que al momento es de 6.2%, cifras negativas que se traducirán en días difíciles para el país.

El déficit fiscal se produce cuando los gastos del Estado son mayores a sus ingresos. Este problema se arrastra en el país desde el 2014, según las autoridades.

El pasado año llegó a un porcentaje de 7.2%, sin embargo las estimaciones para este 2020 no son halagadoras y establecen que subirá a un 12% como consecuencia de la pandemia.

La inflación causa una subida continua de los precios de la mayor parte de los productos y servicios y una pérdida del valor del dinero. Por los datos del gobierno la inflación al momento es de solo 1,7%. Esto se explica porque, a consecuencia de la pandemia, existe una baja en los precios o se mantienen, según explica el economista Gonzalo Chávez.

Surge la pregunta cuales son los sectores más golpeados, es entonces que los constructores levantan la mano y recuerdan que el Estado, empresas descentralizadas y gobiernos su nacionales les deben al menos 200 mil millones de bolivianos. Ya se llevan adelante reuniones para procurar solucionar el problema, explicó Luis Bustillos, presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción.

La situación se complica más cuando los municipios, alcaldías y gobernaciones reciben menos recursos por coparticipación y también por impuestos, todo debido a la pandemia. Un ejemplo es la gobernación paceña que protesta por una reducción por coparticipacion de 64 millones de bolivianos además de una deuda anterior

En criterio del economista Gonzalo Chávez el próximo gobierno deberá encarar el desafío de mejorar el gasto y la calidad de inversión. Ve la necesidad de realizar un pacto económico social y de distribución de recursos.