Síguenos

Santa Cruz, Bolivia | 17 Oct 2020

Gobierno dice que diputado argentino mintió cuando quiso ingresar al país y negó arresto



"Ha habido una corriente de desinformación diciendo que se detuvo a funcionarios argentinos, jamás se detuvo a nadie", así comenzó su conferencia el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, al referirse al incidente protagonizado por la Policía y el diputado argentino de izquierda, Federico Fagioli.

Anoche parlamentarios que acompañaban a Fagioli denunciaron que se retuvo de forma ilegal a esta persona en el aeropuerto internacional de El Alto. "Jamás fue detenido ni estuvo preso, solo le dijimos que no era bienvenido en este país", enfatizó Murillo.

El diputado fue invitado de manera directa por el la presidenta del Senado, Eva Copa por lo que Murillo pidió diferenciarlos de los veedores oficiales que llegaron a hacer seguimiento al proceso eleccionario que se tendrá este domingo.

"Sí, se le dijo al señor Fagioni que no era bienvenido a Bolivia, que regresara a su país, con él, si hubo problemas", reconoció Murillo que añadió que los motivos para se haya actuado así era por el diputado había mentido dos veces cuando hizo el registro migratorio.

"(Dijo que) ingresó por turismo. Él no ha venido a hacer turismo. Debió decir que lo ha invitado la presidenta del Senado (Eva Copa) como amigo del MAS para hacer seguimiento a las elecciones, por qué mentir?", resaltó.

"Fagioni, ayer mintió a Migración, dijo que no había ingresado a Bolivia, dos veces mintió y eso es un delito. Quisiera saber si un ciudadano de cualquier rango, miente ¿qué pasa?, es un delito, lo vuelven para atrás", dijo.

Llamada del TSE

Luego de producirse el incidente Murillo dijo que recibió llamadas del presidente del Tribunal Supremo Electoral Salvador Romero y también de la Organización de Estados Americanos que recomendaron que se le permita el ingreso para no evitar escándalos.

"Les decimos a todos los que quieran venir, los esperamos a todos los veedores que quieran venir, que nos gusten o no, no nos interesa, todos son bienvenidos. Lo único que pedimos es que no hagan injerencia, que no vengan a meterse en problemas internos. Los bolivianos estamos maduros para resolver nuestros temas en las urnas", dijo Murillo.