Síguenos

Santa Cruz, Bolivia | 27 Sep 2020

Fin del largo invicto del Bayern: fue goleado 4 a 1 por el Hoffenheim

Fin del largo invicto del Bayern: fue goleado 4 a 1 por el Hoffenheim

| AFP | 

El Bayern Múnich puso fin a una impresionante racha de casi diez meses sin perder un partido al ser goleado por 4-1 en su visita al Hoffenheim, este domingo en la segunda jornada de la Bundesliga.

El gigante bávaro, que el jueves ganó la Supercopa de Europa al superar 2-1 al Sevilla en la prórroga, llevaba 23 partidos seguidos ganando, teniendo en cuenta todas las competiciones, algo que ningún club de los cinco grandes campeonatos europeos había logrado anteriormente.

El Bayern, vigente campeón de Alemania y de Europa, no perdía un partido desde el revés 2-1 en Mönchengladbach el 7 de diciembre de 2019.

"En compromiso y motivación, no puedo reprochar nada al equipo", señaló el entrenador del Bayern, Hansi Flick.

"Vamos a dejar atrás esta derrota y tratar de concentrarnos en qué podemos mejorar para el próximo partido, el miércoles contra el Borussia Dortmund", añadió, pensando ya en ese duelo por la Supercopa de Alemania.

El bosnio Ermin Bicakcic (minuto 16) y el israelí Munas Dabbur (24) adelantaron al Hoffenheim en la primera media hora, antes de que Joshua Kimmich (36), con un disparo desde fuera del área tras un pase de Thomas Müller, consiguiera dar esperanzas a los muniqueses.

Pero en el último cuarto de hora, el croata Andrej Kramaric (77 y 90+2 de penal) asestó los zarpazos definitivos para consumar la sorpresa.

Kramaric suma ya 5 dianas en esta Bundesliga y lidera la tabla de máximos anotadores.

Con su triunfo, el Hoffenheim se pone como nuevo líder de la Bundesliga, igualado a 6 puntos con el Augsburgo. Son los dos únicos equipos que han logrado arrancar la temporada con dos victorias y ambos tienen la misma diferencia de goles (+4), pero el Hoffenheim figura por delante en la tabla por un mayor número de goles marcados (7 contra 5).

"Pusimos en práctica todos lo que habíamos trabajado. Hemos dominado desde el principio, conseguimos llevar siempre peligro y defendimos bien, así que no estoy sorprendido por el resultado", afirmó el entrenador del Hoffenheim, Sebastian Hoeness, sobrino de Uli Hoeness, mito del fútbol alemán y presidente de honor del Bayern.