Síguenos

11 Ago 2020

El suministro de oxígeno de forma intermitente puede provocar muerte cerebral



La muerte cerebral es una de las secuelas más graves que puede provocar  la dotación de oxígeno de forma intermitente, advierten especialistas en terapia intensiva y medicina crítica. Esta forma discontinua de suministrar este elemento a los pacientes se asumió tras la escasez y bloqueo el elemento.

El experto revela que  la falta de oxígeno también puede provocar un infarto o derivar a una hipoxia. Lo que quiere decir que una persona respire más rápido para tratar de obtener más aire.

Piden a bloqueadores sensibilizarse, debido a que centenares de personas se están quedando sin oxígeno. Solo ayer murieron dos personas por la falta de este elemento vital.