Síguenos

15 Sep 2020

El MAS asegura que dejó la economía estable y se sorprende con los números mostrados por el Gobierno



Tras el informe del ministro de Economía, Óscar Ortiz, sobre el déficit que llegaría a 30 mil millones de bolivianos este año, el presidente de la Cámara de Diputados considera que el país está a punto de “estirar la mano” para conseguir recursos.

El Gobierno del MAS ha dejado una economía estable, una economía digna de imitar y ahora nos enteramos de esta información que preocupa, que ya estemos a punto de estirar la mano para poder pagar aguinaldos, sueldos para el sector público”, señaló Choque.

El Gobierno proyectó en el acuerdo del Programa Financiero Revisado 2020, que el déficit fiscal llegue a 12,1% debido a los efectos ocasionados por la pandemia del COVID-19.

Ayer lunes, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Óscar Ortiz, el de Planificación del Desarrollo, Branko Marinkovic, y el presidente interino del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Pinell, firmaron el nuevo Programa que establece ajustes en la economía nacional debido a los efectos del COVID-19.

"Considerando todo lo que ha pasado por la pandemia, que significa una disminución de los ingresos del sector público, un aumento de los gastos del sector público producto de la pandemia estaríamos subiendo el déficit de 7,2 el 2019 a un nivel de 12,1% el 2020", explicó Pinell.

El presidente interino del ente emisor dijo que esta proyección es bastante "mesurable" tomando en cuenta la crisis que ocasionó el virus en la economía del país la cual es menor que la de otras naciones de la región.

Esa proyección establece que del déficit fiscal para este año llegue a Bs 32.121 millones, superior a lo registrado en 2019 que alcanzó los Bs 20.405 millones.

En tanto, el ministro Ortiz recordó que el problema del déficit fiscal del país comenzó en la anterior gestión, en 2014, cuando llegó a 3,4% luego de la caída de los precios del petróleo y que se fue arrastrando hasta 2018 cuando alcanzó 8,1%

Ya el año pasado, el actual Gobierno redujo ese déficit y se alcanzó a 7,2%. Para este año en el Programa Financiero, firmado el 6 de febrero, se proyectó reducir ese gasto fiscal a 6,6%.