Síguenos

Santa Cruz, Bolivia | 31 Mar 2020

Carpas improvisadas cobijan a bolivianos en pleno desierto chileno



Javier García, alcalde de la municipalidad chilena de Colchane, contó en entrevista con Unitel que el Ejército de su país fue el que tuvo que improvisar la instalación de carpas para 250 bolivianos que están siendo impedidos de ingresar a territorio nacional en cumplimiento del cierre total de fronteras ordenado por el Gobierno en el marco del estado de emergencia sanitaria por el coronavirus.

García explicó que una vez que se impidió el ingreso de esta persona fueron autoridades chilenas las que las trasladaron hasta Huara, a 150 kilómetros de la frontera con Bolivia.

Son carpas que instaló el Ejército de Chile con el apoyo de la municipalidad, que instaló baños químicos, agua para los ciudadanos. Huara queda en el desierto de Chile, las temperaturas en la noche son de bajo cero, por lo que no reúne las condiciones para pernoctar (dormir) de manera digna”, señaló García.

La autoridad dijo que los bolivianos se encuentran en buenas condiciones de salud y son sometidos a controles continuos por responsables sanitarios del Ejército chileno. 

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, se refirió al caso este martes y aseguró que en las siguientes horas se conocerá un pronunciamiento de parte de la presidente.

"Ingresarán cuando tengan todas las condiciones para hacerlo, porque tenemos que ser claros en esto. No podemos meter gente, aunque sean nuestros compatriotas, y poner en riesgo nuestra población, ya tuvimos problemas. Debemos ser responsables y no crean que no es duro para la presidente hacer esa retención en la frontera, es duro para todos nosotros, pero pueden estar seguros de que estamos trabajando en esto y la Presidenta en las próximas horas dará un mensaje sobre este tema", aseguró Murillo en conferencia de prensa en Santa Cruz.