Síguenos

19 May 2016

Rusia advierte una conspiración para vetar a sus atletas para Rio 2016

Rusia advierte una conspiración para vetar a sus atletas para Rio 2016

El presidente de la Federación Rusa de Atletismo (FRA), Dmitri Shliajtin, denunció este jueves que se generó una conspiración en contra de los atletas de su país para evitar su asistencia a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

"Alguien está haciendo todo lo posible para que Rusia no compita en los Juegos Olímpicos y no sólo los atletas, sino también el resto de deportistas", manifestó Shliajtin ante los medios según la agencia EFE.

El representante señaló que Rusia no puede ser considerada como un “monstruo del dopaje” y que si bien el problema del doping existió y provocó la suspensión de su institución por parte de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), no es el único implicado en este caso.

“No es un problema exclusivo de nuestro país. Es como con las drogas. En otros sitios ni beben, ni fuman, ni se pinchan. Sólo en Rusia. Pillaron a 140 futbolistas dopándose en la liga inglesa. ¿Por qué no hubo una investigación? ¿Por qué no sabemos nada de eso?", cuestionó.

Shliajtin recriminó la actitud del exdirector del laboratorio de Moscú, Grigori Ródchenkov, que tras refugiarse en Estados Unidos empezó a denunciar los casos de doping positivo de los atletas rusos durante los anteriores Juegos de Invierno de Sochi 2014.

Según el presidente de la FRA, sería “ilógico” que su país destine grandes cantidades de dinero para invertir en la preparación de atletas “tramposos” y que desde que su autoridad tomó el mando de esta institución se cumplió casi totalmente con los reglamentos de la IAAF. Cabe mencionar que será esta mismo ente del atletismo mundial tomará, este 17 de junio, la decisión definitiva sobre la participación de los representantes rusos en Río.

“Todo se solucionará gradualmente, pero que ahora estamos completamente abiertos y transparentes es un hecho. No hay secretos. No nos inmiscuimos en las pruebas antidopaje”, advirtió.