Síguenos

Santa Cruz, Bolivia | 06 Abr 2016

La aviación militar brasileña se entrena en Río de Janeiro para la seguridad de los JJOO

La aviación militar brasileña se entrena en Río de Janeiro para la seguridad de los JJOO
Río de6360eiro, 6 abr (EFE).- La Aviación del Ejército brasileño presentó hoy en Río de Janeiro los entrenamientos que realiza para garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos del próximo agosto, en el marco de la operación Pan de Azúcar, en referencia al famoso cerro carioca. Estas actividades, que comenzaron el pasado 28 de marzo y acabarán el 8 de abril, cuentan con la participación de cerca de 160 militares procedentes de distintos batallones de la aviación brasileña. El objetivo es "estar siempre un paso por delante de cualquier amenaza que vaya a poner en riesgo la seguridad del pueblo brasileño", explicó a los medios el comandante del 1º Batallón de Aviación del Ejército, José Antonio Sádzjian. Las maniobras incluyen rápel, descenso desde helicópteros a través de cuerdas, aterrizaje de asalto y disparo desde vehículos. La alerta provocada por los últimos atentados terroristas en Europa no ha supuesto una alteración de los planes de seguridad del Ejército brasileño. "Llevamos realizando este tipo de actividades prácticamente desde hace seis años, cuando empezó el ciclo de grandes eventos (Juegos Panamericanos o Mundial de Fútbol, entre otros). Lógicamente ocurren modificaciones, pero esta es una doctrina que va evolucionando", explicó el comandante de la 1º Compañía de las Fuerzas Especiales, Guillerme Colombo. Durante estas operaciones, los militares tienen a su disposición 14 helicópteros, entre los que se encuentran cuatro HA-1 Fennec y tres HM-4 Jaguar, dos aeronaves HM-3 Cougar y cinco HM-1 Pantera. En los Juegos, la aviación brasileña contará con 47 aeronaves del ejército, a las que se sumarán las aportadas por fuerzas extranjeras y medios de la seguridad pública, cuya cantidad no ha sido precisada todavía por las autoridades brasileñas. Las maniobras de la aviación forman parte de la operación organizada por el Ministerio de Defensa brasileño para garantizar la seguridad en los Juegos, que incluye también ejercicios de simulación de ataques terroristas, como los realizados la pasada semana por efectivos de la Armada. El Gobierno brasileño adelantó hace un año que, en total, destinará 38.000 militares a garantizar la seguridad durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro entre agosto y septiembre de 2016.