20 Jun 2016

Cleveland Cavaliers campeón de la NBA

Los Warriors, que habían batido la marca de los Bulls de Chicago de 1995-96, no pudieron contar con le mejor Curry en las Finales y la ausencia por lesión del pívot titular Andrew Bogut también se notó en el juego defensivo. Aunque los Warriors estuvieron siempre en el partido, los últimos cinco minutos del cuarto periodo perdieron por completo la inspiración encestadora y sólo el ala-pívot Draymond Green, la gran figura del partido de los excampeones, evitó un marcador más abultado. Green fue la gran figura de los Warriors al aportar un doble-doble 32 puntos, incluidos 22 en la primera parte, 15 rebotes y nueve asistencias, que no impidieron la tercera derrota consecutiva de su equipo. Las grandes decepciones volvieron a ser Curry, y el escolta Klay Thompson, que aportaron sólo 17 y 14 puntos, respectivamente, tras anotar sólo 12 tiros a canasta de los 36 combinados que hicieron, incluidos los 24 de triples con seis anotaciones. Los Warriors sin la inspiración encestadora de Curry y Thompson al final no pudieron superar las genialidades de James e Irving que fueron los grandes artífices del triunfo histórico de los Cavaliers. Mientras que los Warriors, a partir de ahora serán recordados como el mejor equipo de la liga, que batió todas las marcas históricas, pero no fueron capaces de asegurar un triunfo que tuvieron siempre al alcance de su mano.